Inteligencia Emocional

El concepto de Inteligencia e Inteligencia Emocional

Inteligencia EmocionalEl cirujano de la Reina Victoria de Gran Bretaña –hombre de indudable prestigio en su momento- declaró que los brazos y piernas humanos serían bien conocidos, pero que el torso y, sobre todo, el cerebro no se podrían estudiar nunca. Hoy su figura forma parte de esos científicos “expertos” claramente fracasados como profetas, a la vista de los descubrimientos posteriores.

Siglo y pico después, técnicas de neuroimagen no invasivas, como la Tomografía de Emisión de Positrones (PET) o la Resonancia Magnética Funcional (MRI), que permiten a los científicos explorar de modo no invasivo el cerebro de personas vivas, están encontrando respuestas.

Estas técnicas permiten identificar y delimitar las partes específicas del cerebro que intervienen cuando una persona está realizando una tarea concreta.

La precisión de estos sistemas mejora a diario, lo que nos permite examinar el cerebro y su funcionamiento en tres dimensiones; y percibir incluso diferencias entre diferentes individuos. Los sistemas más avanzados permiten incorporar todo tipo de parámetros personales: edad, sexo, información genética y familiar.

En definitiva, la información sobre el cerebro es hoy muy importante y crece exponencialmente día a día con artículos especializado sobre el tema.

La definición de inteligencia

Todo el mundo sabe lo que es la inteligencia cuando la percibe en los otros. Pero no es tan fácil definirla. Cabe decir que es la capacidad de salir airoso de situaciones difíciles, de resolver problemas desconocidos.

Alfred Binet inició los primeros estudios sobre inteligencia, hace ya un siglo. El test que estableció se refiere a aspectos matemáticos y lingüísticos. Es válido para una población homogénea. Me temo que un pastor de cabras o un pescador de Samoa quedarían muy mal, pero el Cociente Intelectual (C.I. en adelante) tiene su utilidad en países de Occidente.

En 1983, Howard Gardner, psicólogo de Harvard, en su Teoría de las inteligencias múltiples “Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences” introdujo la idea de incluir la inteligencia interpersonal (comprender a los demás) y la inteligencia intrapersonal (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). Howard Gardner defiende la existencia de tipos muy diversos de inteligencia que conduzcan al éxito en la vida. Señaló inicialmente siete capacidades o aptitudes, de las que sólo las dos primeras podrían calificarse de académicas y, por tanto, relacionadas con el CI:

  • Verbal: capacidad para usar el idioma para expresarse y comunicarse (escritores, comunicadores…). Cervantes, Camilo José Cela…
  • Lógico – matemática: capacidad para pensar con lógica, utilizar los números y conceptos abstractos (matemáticos, físicos, científicos…). Einstein, Stephen Hawkins…
  • Espacial: capacidad para visualizar y representar formas en el espacio y girarlas (arquitectos, escultores…). Miguel Ángel, Picasso, Goya, Le Corbusier…
  • Kinestésica: capacidad para manejar el propio cuerpo como medio expresivo (deportistas, bailarines…). Lola Flores, Margot Fonteyn, Zidane…
  • Musical: capacidad para componer y generar música como vehículo de expresión (compositores, músicos…). Beethoven, Mozart, los Beatles…
  • Interpersonal: comprender a los demás, sus intenciones, motivaciones y necesidades (líderes, mediadores, políticos, formadores, terapeutas…). Mahatma Gandhi, Luther King…
  • Intrapersonal: comprendernos a nosotros mismos (investigadores intuitivos, personas autorrealizadas…). Sigmund Freud…

A las dos últimas las califica de inteligencias personales. Son las que tienen relevancia con la inteligencia emocional y junto con la verbal, la espacial y la kinestésica se pueden englobar en la PNL.

Para Gardner, la esencia de la inteligencia interpersonal consiste en comprender y reaccionar adecuadamente a los estados de ánimo, motivaciones y deseos de los demás.

Y la clave de la Intrapersonal, comprender nuestros propios sentimientos y necesidades y orientar, desde ese conocimiento, nuestra conducta.

José Mª Acosta. Escritor. www.josemacosta.com