La PNL y la selección de personal

Con la ayuda de la PNL nos aseguramos el éxito en la selección de personal.

La PNL fue desarrollada a mediados de 1970, en la Universidad de Santa Cruz en California, por J. Grinder (lingüista) y R. Bandler (estudiante de matemáticas). Ambos estaban fascinados de que hubiera personas que poseían una capacidad especial para llegar a los demás, para comunicarse, muy superior a lo normal. Tomaron la decisión de estudiar cómo trabajaban estas personas “extraordinarias” para poder modelarlas, es decir, qué tenían en común en su forma de comunicar qué se pudiera aprender y practicar para que pasase a ser una habilidad en otra persona. Lo cual es muy útil en la selección de personal.

Selección de PersonalLa PNL, se centra en saber cómo actúan nuestros filtros (experiencias) cuando adquirimos la información a través de los cinco sentidos, cómo reaccionamos ante distintas experiencias y estímulos y como lo manifestamos en nuestro modo de actuación, es decir, en nuestra comunicación.

En esa comunicación, y con la ayuda de la PNL, podemos vislumbrar, objetivos, creencias y valores, que nos facilitan el conocimiento de los distintos interlocutores.

La PNL es “la herramienta que sirve para todo”, nosotros comenzamos trabajando en comunicación, pero ahora estamos impartiendo cursos en ventas y negociación con PNL y, como no, trabajamos con ella en coaching y en selección.

Centrándonos en la selección y, específicamente, en la entrevista personal, la PNL nos dará una valiosa información de como el candidato, se comunica, piensa y actúa, mejorando el conocimiento del mismo.

La PNL también favorece la creación de una buena sintonía (rapport) durante la entrevista. Esta sintonía asegura el ambiente propicio para tener una conversación abierta donde exista confianza y empatía, donde se pueda entender la posición y situación del candidato. Para lograrlo, la PNL nos enseña la importancia que tiene la comunicación verbal y no verbal, y como podemos adecuarlas a cada uno de los candidatos.

Adaptar nuestra voz, la paralingüística y la corporalidad, realizan auténticos prodigios en la creación del rapport, sólo hace falta recordar la frase “semejante busca semejante” para entenderlo. Que el candidato se sienta acompasado, acompañado y reconocido es el elemento necesario para realizar una auténtica entrevista de selección de personal.

En una entrevista de selección de personal es necesario conectar con el candidato

En todos estos años, cuando, por diversas circunstancias, me he vuelto a encontrar con alguno de los candidatos entrevistados, ya sea en un curso de formación o en otra actividad, me comentan (aun me sigo sorprendiendo) lo bien que se encontraron en la entrevista, incluso me apuntan que todavía no saben cómo llegaron a abrirse tanto y a hablar con esa tranquilidad de ellos y de su situación. Vuelvo a indicar que la respuesta está en crear ese rapport necesario para que la entrevista fluya adecuadamente y ahí juega un papel importante la PNL.

La PNL nos ayuda, y nos orienta también, a la hora de adecuar las preguntas, evitando algunos filtros y entendiendo mejor las actitudes y respuestas. A veces, esos filtros, están actuando en nosotros mismos de forma negativa, por ejemplo; “no te debes fiar de la persona que no te mira a los ojos”. Estos filtros empobrecen la función del especialista en selección. La PNL, también, nos da las herramientas para evitar mitos y creencias como estas.

Por último, la PNL nos da información sobre la “congruencia” del mensaje del candidato. El poder de observación, que aporta el conocimiento y el correcto uso de la PNL, nos da pistas sobre el nivel de acompasamiento que existe entre mensaje verbal y lo que está transmitiendo, detectando mensajes ciertos y contradictorios.

La entrevista de selección de personal, ayudado con la PNL, junto con el resto del proceso de selección (conocer el perfil de la persona para la que va a trabajar, tener una definición clara de las competencias requeridas y otros) nos asegurará el éxito y el perfecto engranaje candidato, puesto y organización.

Carlos Salas. Director de Brickfarma